POR QUÉ ADORO EL MODO FOTO EN LOS VIDEOJUEGOS

-UNA SINCERA EXPRESIÓN DEL AMOR AL ARTE FOTOGRÁFICO COMBINADO CON EL DEL VIDEOJUEGO-

“A ver Pepino, no eres más bocachancla porque no entrenas. Te gusta hacer el tonto con una cámara de fotos y te gusta perder el tiempo jugando a videojuegos como un crío, ya está. No necesitas escribir un articulillo ridículo para justificarte, a estas alturas ya todo el mundo sabe lo retrasado que eres”. Podría pasar que pensaras algo como esto al leer el título de esta entrada. Y bueno, no deja de ser un resumen tan escueto como hiriente, pero supongo que podría valer de no ser porque pretendo ser algo más profundo que eso. Si estás listo para saber más, prepara tu cámara y pon a punto tu objetivo, porque vamos a hacer una sesión de fotos para luego revelar… unas cuantas ideas mientras disfrutamos de los videojuegos. 

Los videojuegos nos gustan por muchísimas razones, pero sin atisbo de duda una de ellas es la cantidad de momentos que podemos vivir en ellos.  ¿Recuerdas la gran aventura que quedó en tu interior para siempre en Final Fantasy VII? ¿Recuerdas el asombro que zarandeó todo tu ser cuando miraste por primera vez al horizonte en Skyrim? ¿O la emoción que te envolvió cuando exploraste el espacio y conociste sus secretos en Outer Wilds? ¿O ese golazo que te hizo ganar la final de la Champions League en el FIFA? Quizá en un recóndito lugar de tu memoria aún aniden aquellas épicas y divertidísimas anécdotas que te sucedieron en multitud de juegos. Momentos que puedes tratar de repetir, pero que lamentablemente no volverán con la misma fuerza que aquellas veces. Exactamente igual que en la vida real.

Los videojuegos nos brindan una barbaridad de emociones que no podríamos experimentar de otra manera. Por ejemplo, en Chorus podemos sentir que destruimos un crucero espacial con nuestra nave. Y eso mola. 

Por eso es una suerte que desde hace un tiempo sea bastante común que los videojuegos incluyan un modo foto. Lo reconozco, soy de esa clase de personas que a veces disfruta más haciendo fotos en un juego que jugando a la aventura en sí misma, y de hecho ha sido cuando me he dado cuenta de ello cuando me he lanzado a escribir estos párrafos. 

La opción de tomar una instantánea en cualquier momento del juego es un enorme ventanal abierto a la creatividad, a la experimentación y a observar los videojuegos desde un prisma muy distinto al que estamos acostumbrados. Un prisma relleno de colores y perspectivas, que nos confirma que los videojuegos son más que un mero entretenimiento, mucho más que un juego para niños. Retratar momentos en un videojuego mediante la fotografía es abrirlo en canal y operarlo a corazón abierto, dejarlo salir al exterior y explorar su alma en forma de imágenes estáticas, fijas, que nos contemplan desde la fría impersonalidad del píxel, el polígono y el sprite, pero a veces transmitiendo más que un millón de palabras. ¿Cómo es posible que todo esto surja de un manojo de ceros y unos?

Además resulta que la posibilidad de tomar fotos en nuestros juegos favoritos coincide con una época donde el videojuego alcanza unas cotas de detalle gráfico apabullante, con un realismo que muchas veces hace dudar al jugador de si se encuentra frente a un juego o a una película. Por ello, es posible captar detalles, gestos y miradas que te cortan la respiración, instantes de apenas milésimas de segundo que durante el transcurso de una partida normalmente pasarían desapercibidos, pero que ahora podemos inmortalizar para siempre gracias al modo foto. 

A Plague Tale: Innocence es una aventura de sigilo y acción muy recomendable con una trama asombrosa , y además incluye un modo foto que te permitirá captar la esencia y la humanidad de los personajes.

Otro gran aporte que nos trae el modo foto es un nuevo objetivo dentro del juego. Me explico. Todos  los videojuegos plantean al jugador una serie de objetivos a alcanzar: gana el partido, derrota a tu oponente, salva el reino, gana la carrera, resuelve el misterio,  consigue la puntuación máxima… y aquellos que incluyen la opción del modo foto le dan más vida al juego incluyendo nuevos objetivos. 

Quiero decir, salvo que estés jugando a Pokémon Snap, Fatal Frame, Dead Rising o algún título similar, el juego nunca te va a pedir que hagas cosas en el modo foto. Pero tú sí que puedes plantearte ciertas metas a alcanzar en este modo, como lograr captar ese atardecer que baña de un color anaranjado el horizonte de New Austin en Red Dead Redemption 2. O fotografiar el increíble escenario que se postra a tus pies en Ghost of Tsushima. O puede que prefieras capturar el frame exacto en el que propinas una sonora patada en la cara al mafioso de turno en Sifu. O quizás quieras tratar de hacer la foto más artística posible en Assasin`s Creed Valhalla. También puede que consigas inmortalizar una lágrima rodando por la mejilla de Ellie en The Last of Us. Quizá incluso quieras crear un bonito y completo álbum con tus mejores instantáneas. ¿Acaso no es eso algo maravilloso?

También es posible reflejar la competición, la velocidad y la adrenalina de una carrera de coches con una buena foto, como ésta de Forza Horizon 5. ¿A que mola?

Y es que ese es otro tema del que habría que hablar, que es el hecho de que varias desarrolladoras le dan aún más vida al modo foto de sus títulos permitiendo al usuario la posibilidad de subir sus instantáneas a Internet y compartirlas con todo el mundo. Y eso, amigo mío, debo decirte que es una experiencia casi religiosa, que diría Enrique Iglesias. Yo mismo soy un loco de la fotografía videojueguil (y por eso estoy escribiendo estas líneas), y estas galerías de arte online me han permitido conocer más obras y más personas con las mismas inquietudes artísticas que yo dentro del videojuego.

Por ejemplo, es una absoluta gozada ver las imágenes de Red Dead Redemption 2  o GTA V que comparte la gente en el Social Club de Rockstar. ¡Hay algunas con las que se te cae la baba! y además puedes comentar y puntuar las fotos que veas o incluso subir las tuyas para deleite de los demás. Y todo ello en el contexto de una comunidad muy sana, positiva y respetuosa.

Habrá muchos iletrados que afirmen con rotundidad que los videojuegos son obra del demonio, que solo generan violencia y demás patrañas salidas del telediario matinal. Pero con cosas como el modo foto que nos ocupa en este artículo como la posibilidad de compartir tus creaciones con gente de todo el mundo, y disfrutar juntos de una pasión como la fotografía (la cual no deja de ser una forma de arte aun dentro de un videojuego) me da incluso esperanza en la humanidad, fíjate lo que te digo. Es una ventana abierta de par en par a la creatividad, a la conexión de ideas y emociones. Es una perfecta herramienta para desnudar el alma y alimentarla con la expresión artística que surja de tu interior, tan solo utilizando el mando de tu consola. ¡Qué bello tiempo nos ha tocado vivir!

Si te digo que seguramente me haya pasado más tiempo trasteando con el modo foto de Red Dead Redemption 2 que jugando al propio juego, ¿cómo te quedas? Mira las composiciones que puedes crear.

Y es que esa es otra, la inmensa mayoría de las veces los videojuegos no se limitan a permitirte tomar una foto y ya está. ¡Qué va! también te abren un muy extenso abanico de opciones de edición. Brillo, contraste, balance de color, perspectiva, efectos variados, stickers… y hasta en ocasiones puedes modificar la pose de tu personaje para que la foto quede mejor. Con toda esta variedad de selecciones de personalización de tus fotos, con un poquito de maña es hasta posible crearte tus propios pósters, fondos de pantalla, carteles… y así el videojuego traspasa la pantalla y trasciende de modo directo en el mundo real, haciéndolo más vistoso y divertido, y convirtiéndolo en un lugar mejor. Esto es poesía. 

Ahora tú, como eres una persona muy inteligente (de otra forma no serías lector de este blog) me preguntas: “Pepino, y ya que estamos, por qué te gusta tanto tomar fotos en los videojuegos y no has hablado de vídeos? ¿No has pensado que un vídeo es más completo que una simple imagen?” Y yo te respondo que no te falta ni te sobra razón. Es cierto que un archivo de vídeo contiene muchísima más información que una fotografía. Y en muchos de nuestros videojuegos preferidos también existe la posibilidad de guardar las repeticiones de tus mejores momentos y compartirlas con  los demás. 

Es un hecho que a la mayoría de la gente le gusta ver vídeos de videojuegos. Ahí tienes a plataformas como Twitch, Tik Tok o Youtube triunfando como la Coca-Cola, llegando incluso en cierta forma a cambiar la forma de entender la industria y de disfrutar los videojuegos hoy en día. Cada cierto tiempo un clip de vídeo de un juego se hace viral, o un streamer famoso prueba un título desconocido y ese videojuego de repente pasa de la intrascendencia más absoluta a batir todos los récords de ventas. El poder del vídeo en la sociedad de consumo actual es indiscutible, y negarlo una necedad.

Podríamos decir que el vídeo es lo que culturalmente impera en nuestra civilización, pero a ver quién se resiste a apreciar una buena foto, sobre todo si aparece la bella Judy Álvarez de Cyberpunk 2077 en ella.

Sin embargo, considero que una buena fotografía tomada en el momento exacto, tiene más fuerza, y en ocasiones incluso puede transmitir más que un vídeo de varias horas. Llámame nostálgico, llámame romántico, o llámame imbécil, como prefieras. Pero considero que el influjo de una buena fotografía no tiene rival a la hora de comunicar un concepto, una realidad o un sentimiento. Una buena imagen puede tener un simbolismo enorme.

De hecho, creo que la historia me da la razón, lo que no es poco. Si piensas en imágenes históricas, te van a venir muchísimas a la mente en un segundo. Fotografías que dieron la vuelta al mundo y que cambiaron el curso de la historia de la humanidad (al menos en la era contemporánea, por razones obvias). Muchas veces ya no por la imagen en sí, sino por el significado de lo que en ella se representaba, y creo que es ahí donde radica la clave de todo esto. La caída del muro de Berlín, la ejecución de Saigón, la carismática imagen que hoy día se tiene del Che Guevara, el 11-S, la crueldad de la guerra de Vietnam,  ¡incluso la llegada del hombre a la luna! todos esos acontecimientos han sido inmortalizados para siempre gracias a una cámara de fotos que estuvo allí. Imágenes que son testigo y emblema del devenir de la humanidad en nuestro paso por el planeta Tierra. 

Esto es solo una pequeña muestra de lo que digo. No me digas que no se te eriza la piel al contemplar algunas de estas míticas fotos.

¿Y a qué viene divagar ahora de esta manera? pues lo hago porque quiero demostrarte la importancia de una buena fotografía. La relevancia de plasmar una mirada, un suceso o una idea. Unos píxeles estáticos que tienen mucho que decir, cargados de simbolismo y relevancia, mirándote a ti igual que tú los observas a ellos, permitiendo que te percates de pequeños detalles de nuestro mundo que de otra forma pasarían desapercibidos. Y me parece increíble poder experimentar esta mágica sensación de una forma fácil y rápida jugando a videojuegos, porque además se pueden fotografiar lugares fantásticos y personajes épicos que nunca te encontrarías en la vida real. 

Observa bien el pequeño recopilatorio de fotografías históricas que he confeccionado. ¿Te imaginas que en un futuro podamos reunir una recopilación similar con fotos tomadas en videojuegos? aunque sea recopilando momentos históricos del sector que nos ocupa. 

Aún estás a tiempo de comenzar a documentar con imágenes tu historia videojueguil… ahí te dejo la idea.

 

SI TE HA GUSTADO... ¡COMPARTE!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

¡Suscríbete al blog y no te pierdas NADA!

8 comentarios

  1. Mira que es una de las cosas que nunca nos llamó la atención para nada dentro del contenido de videojuegos. Pero después de testear y eso sí, tras pasarnos las historias de marras, nos hemos puesto más de una vez a intentar jugar a ser fotógrafos y captar alguna que otra imagen que nos ha servido tanto de fondo de pantalla como para poder utilizarlas en nuestro blog a la hora de realizar algún post de ciertos juegos. A la par de entretenernos también es una herramienta bastante buena, ya que te quita de andar buscando imágenes por la red y ser, digamos, de nuestra propia cosecha.
    Por lo demás, no podemos decir nada más que lo que te decimos siempre, tocayo. ¡Que te has marcado un nuevo post tela de interesante!
    Con ganas ya de leer el próximo sin falta.
    Un abrazote.

  2. ¿Qué es más correcto al hacerse una foto con amigos? ¿Decir “Patata”, “Luís” o “Whisky”? Son varios los puntos de vista al respecto de este tema y muy posiblemente la humanidad quedará para siempre en la incógnita en cuanto a esta cuestión se refiere.
    De lo que no cabe duda alguna es que la has clavado de lleno con este genial post que te has marcado, dedicado al modo foto que traen tan buenos títulos y que permiten sacar el fotógrafo que llevamos dentro con la intención de guardarlas para rememorar los mejores momentos vividos en nuestras aventuras, o bien compartirlas en las redes para goce y disfrute del personal.
    Respect absoluto al modo foto, que tan buenos ratos nos hace pasar, y a esta maravilla de post.
    Un abrazo bien grande chavalote.

  3. ¡Qué alegría volver a disfrutar de una nueva entrada en “la web más pepina de la intenné”! Y sin lugar a dudas, la más hermosa hasta la fecha…he aquí una buena muestra de por qué podría considerarse a los videojuegos como “el octavo arte” si nos ponemos, ¿no es cierto?

    Bienvenido de vuelta y feliz verano, querido Pepino.

  4. Yo tengo que reconocer que no soy un asiduo del modo foto en los juegos. Tomo capturas cuando necesito material gráfico para los análisis pero muy rara vez trasteo con las herramientas que un determinado título me ofrezca en este sentido. Es más falta de costumbre que de gusto por invertir tiempo en esta tarea o, dicho de otro modo, el modo foto está ahí pero no suelo prestarle atención.

    Ahora bien, dependiendo de las posibilidades implementadas (que no todos los juegos ofrecen en igual forma), es cierto que se pueden llegar a plasmar composiciones de gran belleza, tal y como sucede en la fotografía del mundo real. No sé, quizá en el futuro me dé por meterme en esto del modo foto de una manera más profunda, con más interés, pero por ahora me limitaré al juego en sí, a su historia y desafíos. Tomar fotos puede estar bien, pero no es desde luego lo más importante.

    Como siempre, un buen artículo. Saludos.

    1. ¡Muchas gracias hombre! Me alegra verte por aquí. Yo antes era como tú, hasta que me picó el gusanillo… ahora es un vicio insano, y por eso tenía que escribir sobre esto. Y desde que ando con el blog, siempre me inspiro más a la hora de tomar fotos para luego subirlas aquí (una de las normas que me impuse a la hora de comenzar con el blog fue que las fotos debían ser todas tomadas por mí, lo que le daría más valor).

      Yo desde aquí te animo a que te pongas a trastear, puedes conseguir resultados increíbles en muy poco tiempo, solo con un poquito de dedicación y maña.

      ¡Gracias de nuevo y un saludote!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PUEDE QUE TAMBIÉN TE INTERESEN ESTOS POSTS:

LA LIBERTAD DEL JUGADOR

-UNA REFLEXIÓN ACERCA DE LAS POSIBILIDADES QUE LOS VIDEOJUEGOS NOS OFRECEN- “Ojo cuidao, que ahora el Pepino se nos pone metafísico y pedante el tío.

Leer más »

¿DÓNDE ESTÁN LAS MASCOTAS?

-UNA CARTA DE AMOR A LOS ANIMALES ANTROPOMÓRFICOS EN EL MUNDO DE LOS VIDEOJUEGOS- “¿Una carta de amor a los animales antropomórficos? eres un maldito

Leer más »

empepinao86