EMPEPIANÁLISIS VAMPIRE SURVIVORS

-UNA ESMERADA OBSERVACIÓN AL TÍTULO QUE ME HIZO AMAR LOS EARLY ACCESS

“Así que otra vez vuelves a la carga con un aburridísimo e innecesariamente largo empepianálisis de un juego que no le importa a nadie… igual sería mejor irte metiendo en la cabeza que no vales para esto, no tienes más que ver las nulas visitas que recibe tu web. Ya empiezas a dar pena. En serio, déjalo ya Pepino”.

Es perfectamente probable que hayas macerado una idea como ésta en tu cerebro al ver esta entrada, y esta vez seguramente lleves razón y deba dejar esto. ¡Pero yo soy un tío que no se rinde! Como nuestro dios Goku me crezco ante la adversidad. Y como Yamcha, también me llevo un montón de palos. 

Bueno, a lo que iba. Regreso al blog para traerte, ojo cuidao, uno de los mejores juegos que he podido gozar en este año 2022, y hablo muy en serio. De hecho, es junto con Inside uno de los juegos que mencioné en el programa de despedida de la 2ª temporada del podcast de La Hora de los Marcianitos, aquel programa especial repleto de invitados en el que hablábamos de aquellos juegos que más nos sorprendieron en lo que va de año. Y fíjate si me gustó, que no contento con eso ahora le dedico un empepianálisis mientras me achicharro de calor en pleno agosto en lugar de bajar a la piscina. Lo que sea por mis lectores.

¿Y sabes lo mejor? que este juego es un early access que apenas cuesta dos euros y pico en Steam, hecho por una sola persona (Luca Galante, más conocido como Poncle)  y que pesa solamente unos 250mb cuando lo instalas en tu PC. Entonces, ¿cómo puede ser tan bueno? Pues eso es lo que voy a mostrarte a continuación. Coge una ristra de ajos y tu crucifijo favorito, que vamos a empezar.

TRAS LA PISTA DE DRÁCULA

Casi que podríamos resumir la trama de este juego en esa única frase. Bueno, si lo queremos adornar un poco podemos decir que este título nos sitúa en la Italia rural, donde el famoso vampiro ha invocado su ejército y lo está reventando todo. Así que distintos miembros de la familia Belpaese se preparan para hacer frente a esta amenaza, así como para encontrar a Drácula y acabar con él de una vez por todas. No, la verdad es que Vampire Survivors no se caracteriza por tener una historia muy elaborada, la verdad. Y aún tiene más delito, porque el juego tampoco es que te cuente nada. De hecho toda esta información la he encontrado en la Wiki del juego, no te digo más. 

Es como si el propio juego te dijera que no necesitas saber nada, salvo que tienes que matar todo lo que se mueva antes de que practiquen el medievo con tu culo. Así de simple.

Bueno, podría acabar este apartado aquí, pero voy a decir algo más porque si no va a quedar demasiado corto, y ya sabes que yo soy de enrollarme. He nombrado antes a la familia Belpaese. Creo que ahí se incluyen los primos, tíos, yernos, sobrinos, nueras, abuelas y cuñaos, porque todos ellos son jugables y son un montón. En serio, una barbaridad de personajes. Incluso puedes seleccionar a gente de fuera de la familia, que digo yo que serán los vecinos del pueblo, porque hay animales, monstruos y hasta la mismísima Muerte, que viene como personaje secreto. Todos ellos tienen sus estadísticas y habilidades propias, un arma distinta al comienzo y todo eso, pero no te explican ni quién son ni nada por el estilo, así que no esperes que escoger uno u otro te proporcione ni un poquito de lore. Una lástima.

Aquí tienes una pequeña muestra del extenso plantel de personajes seleccionables, y es que aún hay bastantes más. Hay para todos los gustos: magos, brujas, luchadores, clérigos, demonios, etcétera.

UN POQUITO DE AQUÍ Y UN POCO DE ALLÁ

En términos gráficos, Vampire Survivors viene a ser un batiburrillo de cosas. Su creador ha reconocido que su principal inspiración ha sido la saga Ultima, la famosa serie de videojuegos de rol concebida por Richard Garriott. Por otro lado sus personajes, escenarios, enemigos, temas musicales, armas y demás están claramente basados en la saga Castlevania.

No hay más que ver las imágenes que acompañan estas líneas para darse cuenta de por dónde van los tiros aquí. Vampire Survivors apuesta por un pixelart puro en 2D. Como dije antes el juego pesa poquísimo y funciona en una patata de PC. Pero eso no impide que el juego haga gala de una inmensidad de efectos que quitan el hipo. Es tan bestia en este sentido que incluso al iniciar el juego se te avisa de que este título no es recomendable para aquellas personas propensas a sufrir ataques epilépticos, no te digo ná y te lo digo tó.

Si consigues sobrevivir lo suficiente y subir un porrón de niveles, vas a tirar tantos rayos, bolas de fuego, hechizos, láseres y demás parafernalia que te va a parecer que vas hasta arriba de drogas duras.

Y no me refiero solo a lucecitas, colores y cosas que brillan, ¡qué va! también verás efectos gráficos que no esperarías ver en un videojuego de estas características, como la deformación de la pantalla en según qué ocasiones. Pequeños detallitos que sorprenden a uno.

También llama mucho la atención la inmensa cantidad de enemigos que pueden llegar a aparecer en pantalla. Lo normal en una partida promedio es matar varias decenas de miles de monstruos, y es que éstos, si bien al principio irán apareciendo con cuentagotas, conforme vayan pasando los minutos irán llegando hasta ti en números cada vez mayores hasta que llegue un punto en el que literalmente no quepan todos en la pantalla. Y ojo, que aun con todo el juego no pierde fluidez en ningún momento. 

Que no te engañe la apariencia inicial de Vampire Survivors, porque si bien es cierto que en un primer vistazo es un juego de lo más simple gráficamente hablando, oculta bastantes destellos de calidad en su interior. Y además, como veremos más adelante, los gráficos no son ni de lejos lo más importante de este título.

Ojo, que el aspecto de este videojuego tiene sus cosillas. Atento al estilo deformado de la pantalla. Que te pase esto en mitad de una partida te deja con el culo picueto. Mola. 

ACÚSTICA NOVENTERA

Si por una parte tenemos un apartado gráfico y artístico muy retro que recuerda a principios de los 90, el sonido también acompaña de esta forma al conjunto, con unas melodías chiptune que recuerdan a los arcades clásicos de tan maravillosa época. Sin embargo, aquí encontramos uno de los puntos negros de Vampire Survivors, y es que si bien la mayoría de los temas son bastante chulos y animados, también pecan de ser demasiado repetitivos. Y además me veo en la obligación de indicar que algún que otro tema no es que sea muy allá.

Las piezas musicales que sobresalen por encima del resto es porque están muy inspiradas en míticas canciones de la saga Castlevania, de hecho casi que podría decir que se pasan sospechosamente con el homenaje…

Sin embargo, los efectos de sonido incluídos en este juego sí que me merecen una opinión muy positiva. No son muchos ni variados, pero son efectivos y cumplen muy bien su papel. No te haces una idea de lo satisfactorio que es oír el ruidito que hacen los enemigos al morir o tus armas y hechizos al golpear. Pues quédate con ese sonido y multiplícalo por miles. Es difícil de describir, pero es impresionante y ayuda a meterte en ese papel de aniquilador de monstruos mientras disfrutas de ese ruido provocado por la masacre que estás cometiendo. Igual es que yo soy un sádico, pero es música para mis oídos. 

Cuando estás en una situación tan frenética y loca como ésta, ver y oír a los enemigos explorar como si fuesen palomitas de maíz es una delicia videojueguil.

En resumidas cuentas, los efectos de sonido no es que sean lo mejor que hemos visto nunca pero cumplen de sobra. Sin embargo no puedo decir lo mismo de la música, lamentablemente. Es una lástima teniendo en cuenta los enteros que ganaría un videojuego como éste con una banda sonora más pulida. Igualmente, no olvidemos que se trata de un early access y por lo tanto sigue en desarrollo, cada poco tiempo le van añadiendo contenido y arreglando cosas. Seguramente para cuando leas esto Vampire Survivors incluya muchos más niveles, personajes, armas, opciones… y también temas musicales, que mejoren los ya existentes. Yo por mi parte cruzo los dedos para que así sea, porque ciertamente lo merece. 

EN LA DESTRUCCIÓN ESTÁ LA CLAVE

Bueno, nos metemos ya en harina y hablamos acerca de cómo se comporta este título en su faceta jugable. Antes que nada, ¿qué es Vampire Survivors y cómo se juega a esto? pues verás, podríamos decir que éste es un modesto roguelite combinado con un bullet hell, en el que lo único que puedes hacer es mover a tu personaje por el escenario mientras que éste irá atacando de forma automática. Sé que suena rarísimo así contado, pero aunque esta idea a priori pueda echarte atrás, no te vayas aún y sigue leyendo porque tras esta premisa tan simple se esconde una propuesta tan arriesgada como adictiva. 

La cosa funciona así: lo primero que haces es escoger un personaje. Cada uno de ellos tiene un arma diferente de inicio y una serie de estadísticas. Una vez elegido, pasas a seleccionar un mapa y hala, te soltarán en mitad del mismo y empezarán a venir monstruos hacia ti. ¿Tu objetivo? sobrevivir el mayor tiempo posible y recolectar todo el oro que puedas para, una vez terminada la partida, gastarlo en puntos de mejora de tus estadísticas para que al próximo intento te vaya mejor. También podrás usar dicho oro para desbloquear nuevos personajes. 

Éste es el primer nivel. Pero que sea el primero no significa que sea fácil, ojo. No tardarás en meterte en problemas. 

Como dije antes, no hay nada que puedas hacer para salir airoso de las oleadas de enemigos que te perseguirán, salvo moverte todo el rato. Tu personaje irá atacando de forma automática, y tendrás que moverte no solo para esquivar a los monstruos, si no para optimizar tus ataques y llevarte a todos los monstruos que puedas por delante. Al morir, éstos irán dejando en el suelo gemas de experiencia que tendrás que recoger para subir de nivel. Cada vez que subes de nivel el juego te dará a elegir entre añadir un arma o hechizo nuevo a tu arsenal o mejorar alguno de los que ya tienes para que su velocidad, daño, número de proyectiles, radio de acción, alcance o cadencia de fuego sea mayor. 

Al principio de cada partida tendrás solo tu ataque inicial, que además será más blando que la mierda de pavo, pero teniendo en cuenta que los niveles suben como la espuma (en una partida normalita subes más de cien niveles en aproximadamente veinte minutos) pronto dejarás de ser una cagarruta con patas y pasarás a ser una fortaleza andante portadora del caos, muerte y destrucción más absolutos. De hecho, llegará un punto que ni verás qué esta sucediendo, solo verás explosiones, rayos de colores y sobre todo una enorme multitud de numeritos indicando las brutales cifras de daño que hacen tus ataques. Si alguna vez te has querido sentir como un auténtico final boss de los videojuegos, Vampire Survivors es para ti. 

Y por si los bonus conseguidos por la subida de niveles fuesen poco, también encontrarás cofres en el escenario que te darán una mejora extra, ¡pero con un poco de suerte en otras ocasiones te darán tres y hasta cinco mejoras de una tacada! El subidón que te da en ese momento no tiene precio.

Vampire Survivors engancha, y engancha mucho. Tiene algo que te hace decir: “solo una partidita más”, a lo cual ayuda mucho que cada nuevo intento dure máximo media hora, así que es genial para partidas rápidas sin pensar mucho, desestresarte y evadir la mente en la pausa para el café, por ejemplo. Y el secreto reside en vivir la evolución de tu personaje, en comprobar cómo su poder va creciendo exponencialmente y sentir la satisfacción que eso te proporciona. Éste es el verdadero punto fuerte de este videojuego. 

Además, como ya dije, el juego sigue en desarrollo y rara es la vez que inicio el juego y no hay cosas nuevas. Este videojuego se renueva constantemente con nuevos desafíos y alarga su rejugabilidad y su vida cada vez más. ¿Crees que has completado Vampire Survivors al 100%? espera una semana y tendrás nuevas cosas que hacer y nuevos logros que alcanzar. 

Otro punto a favor es su accesibilidad. Como lo único que puedes hacer es moverte, solo juegas utilizando las teclas de dirección. Nada más. Es que hasta una persona sin brazos podría jugarlo. Puedes usar mando o teclado, como prefieras. Pero ojo, que una cosa es que el juego sea accesible y otra que sea fácil. Ya te digo que puede ser muchas cosas, pero fácil desde luego que no. La propuesta de este juego suena sencilla sobre el papel, pero vas a morir muchas veces. 

Lo mejor de todo es que aunque mueras irremediablemente una y otra vez, no te vas a venir abajo con la derrota y abandonarás el juego, si no que jugarás hasta que te sangren los ojos y te quedes ciego, y cada partida te gustará más que la anterior. No por nada se convierte éste en uno de los mejores indies del año 2022. 

¿Cómo un juego que es más simple que el mecanismo de un chupete puede ser tan bueno? pruébalo y lo verás. 

En definitiva, Vampire Survivors es un juego muy adictivo, muy desafiante y terriblemente divertido. Es de esos videojuegos con los que las horas te pasarán como si fueran minutos. No esperes una historia que te haga emocionarte ni una banda sonora que te corte la respiración. Aquí se viene a jugar como antiguamente, matando todo lo que se mueva y tratando de conseguir la mayor puntuación posible, con una estética muy retro y un universo que parece sacado del mismísimo Castlevania, y sobre todo con una experiencia de juego inigualable pese a su sencillez.

Si buscas un buen juego que te permita disfrutar de partidas rápidas y sin complicaciones, y estás cansado de los videojuegos triple A, de ésos que requieren una cantidad de horas para ser completados que escapan a cualquier adulto con responsabilidades normales… ¡pásate al otro extremo! dale una oportunidad a Vampire Survivors. Creo que es justo lo que necesitas para enamorarte de los videojuegos una vez más.

SI TE HA GUSTADO... ¡COMPARTE!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

¡Suscríbete al blog y no te pierdas NADA!

8 comentarios

    1. Bueno, también dependerá del triple A, porque también hay cada cosa por ahí… 😂

      Es curioso, porque toda la gente que conozco que ha probado este juego se ha enganchado al momento. Pero bueno, supongo que no es tu tipo, no pasa nada. ¡Un saludote!

  1. Pues otro más que nos apuntamos para hacer los deberes pepinos y jugar en las horas muertas del pc del trabaj….ejem, de casa, para disfrutar de esas partidas rápidas que bien comentas en el post. Amén a tus palabras por recalcar que los juegos sin ser AAA pueden ser una maravilla que nos deje pegados a la pantalla y lo disfrutemos tanto o más que cualquiera de esos, ya que siempre hemos dicho que la finalidad de un juego es que nos divierta y nos guste…¡Tanto o más como tu blog y este último post! Por eso y al igual que los juegos, haz lo que te guste y no te dejes guiar por estadísticas ni palabrerías de redes sociales, que estas líneas que escribes y nos regalas son oro puro, señor Pepino. Por cierto, nuestros dieces por ese símil con Dragon Ball.
    Un abrazote y nos leemos sin falta en el siguiente post.

    1. Sabía yo que alguien con cultura iba a apreciar el símil de Dragon Ball, apúntate una.

      Por lo que cuesta el juego merece MUCHO la pena probarlo, si te gusta su estética y el ritmo de juego frenético ni te lo pienses. Gracias por dejar tu comentario y por las cosicas bonicas que me dices.

      ¡Un abrazo, nos seguimos leyendo!

  2. Doy fe de que este juego es di-ver-ti-dí-si-mo, ¡y eso que si siquiera pulsaba los botones de dirección! Pero el simple hecho de ir decidiendo las mejoras a aplicar cada vez que subes del nivel y el ritmo vertiginoso que se va adquiriendo sin darte cuenta hacen que el juego enganche lo nunca visto.
    La perfecta definición de viciada, ¡gracias por compartirlo, Pepino, vaya descubrimiento!

    1. Sabía yo que te iba a gustar… éste si que puede ser un buen pozo de horas para pasar los ratos muertos. El juego mejora exponencialmente con cada partida, y su jugabilidad es un gran ejemplo del lenguaje puro del videojuego.

      Gracias por comentar, que sabes que me hace mucha ilu, ¡un besito!

  3. Saludos buen señor y encantado de leerte nuevamente :D.
    Di que sí, que este tipo de juegos de mecánicas sencillas y partidas rápidas vician que es cosa seria y van de maravilla para cuando uno está cansado de los clásicos juegazos en forma de superproducción videojueguil. Ya te digo que sin probarlo (al momento de escribir estas líneas) tiene una pinta tremendamente fantabulosa y maravillástica que dan ganas de ir corriendo a echarle unos vicios (ha sido leer que puedes elegir un mago y a servidor ya se le han hecho los ojos chiribitas oiga). Aparte que se en imágenes se aprecia este aire a los Castlevania más clásicos e incluso me recuerda vagamente al Gauntlet que tantas monedas de cinco duros se me llevó en mis años mozos.
    Una verdadera gozada leerte y descubrir un nuevo juego gracias a tu buen hacer blogueril. ¡Apúntate un 10!

    1. Pues ya te digo, por lo que cuesta y teniendo en cuenta que tira en cualquier PC, píllatelo y lo disfrutas.

      Bien vista la similaridad con Gauntlet, no se me había ocurrido. Gracias por tu comentario, ¡apúntate tú otro 10 por él, hombre!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

PUEDE QUE TAMBIÉN TE INTERESEN ESTOS POSTS:

YO ME BAJO DEL TREN DEL HYPE

-SOBRE CÓMO TODOS SOMOS VÍCTIMAS DEL MARKETING MÁS AGRESIVO- “Pero Pepino, ¿de qué vas? ¿ahora te crees un experto en economía o marketing? Anda y

Leer más »

EMPEPIANÁLISIS ARCADIUM

-UN DETALLADO EXAMEN A UN SPACE SHOOTER TAN SIMPLE COMO ADICTIVO- “¡Madreeeee! esto ya sí que es la gota que colma el vaso. Tú, que

Leer más »

empepinao86