RED DEAD REDEMPTION 2 Y LA OBSESIÓN POR EL DETALLE

-CUANDO UN VIDEOJUEGO TRASPASA LA FRONTERA ENTRE VIDEOJUEGO Y ARTE-

«Pepino, seguro que no lo sabes porque eres retrasado, pero Red Dead Redemption 2 salió en consolas en 2018 y en PC a finales de 2019, así que todo lo que se tenía que decir de este videojuego está ya más que dicho. Eres el Internet Explorer de los blogs de videojuegos, maldito imbécil. Ah, y encima hueles mal». Seguro que algún pensamiento similar ha pasado por esa cabecita tuya al ver que voy a hablar de este maravilloso juego de Rockstar Games. Pero bueno, suerte que sé encajar las críticas, aunque sean desmedidamente crueles. Ahora, por favor, deja de insultarme por un momento y sumérgete en la profundidad de las sensaciones que te quiero transmitir hablando de este título, de la misma forma que esta obra transmite emociones con una genialidad mayúscula.

Sí, esta última frase me ha quedado muy cursi y pedante. Pero bueno, subamos a nuestros caballos y vayamos hacia el Oeste, te iré contando por el camino…

En mis viajes por ese oscuro y perturbador submundo que es Internet, he leído a muchos jugadores (cuando digo muchos, es MUCHOS) que afirman que probaron Red Dead Redemption 2 y se aburrieron a los 10 minutos. Que es un juego tosco, lento y aburrido. Que no es más que un bonito simulador de paseos a caballo, dicen.

A ver, no vamos a negar lo evidente, paseos a caballo hay, y en este juego pasarás muchas horas cabalgando tu corcel, pero es una lástima que la gente se quede solo en eso. Este juego ofrece más, muchísimo más.

Afortunadamente, también he visto a muchísimos otros que dicen que Red Dead Redemption 2 es el mejor videojuego que han jugado nunca, pero aun así me sorprendió la cantidad de gente que se llevó esa negativa primera impresión de este título de Rockstar. También me he encontrado con otros tantos desalmados que dicen que RDR2 es «un GTA del Oeste». ¿¿Pero qué?? ¿Has jugado al juego siquiera, criatura? Vale que sí, los creadores, el sistema de juego y el género son los mismos, pero en mi opinión Red Dead Redemption 2 va mucho más allá y ofrece una experiencia mucho más enriquecedora, mucho más inmersiva, y más trascendental para tu alma de videojugador que un mero «GTA del Oeste».  Pero de largo, vamos.

Está claro que este videojuego no es para todo el mundo. Este juego requiere tiempo. Es para ir despacio y tomárselo con calma. De hecho, muchas veces he recomendado a gente que iba a comenzar el juego que no fuese a lo loco a completar las misiones principales, si no que se detuviera a explorar el entorno, a realizar todas las misiones secundarias posibles, que recolectase recursos, que se detuviese a hablar con cada personaje que se encontrase por el camino. O incluso, de vez en cuando, simplemente que saliera a dar una vuelta sin rumbo fijo, simplemente por el placer de descubrir el mundo que te rodea. Además, miles de historias interesantes pueden salir de ahí, de un simple paseo.

Es que aunque fuese cierto que RDR2 es un simulador de paseos a caballo, seguiría siendo un auténtico orgasmo para los sentidos. Perderse en estos parajes es toda una experiencia.

No es fácil hacer juegos de mundo abierto. Salvo contadas y honrosas excepciones, la mayoría de estos videojuegos te presentan mapas cada vez más grandes, que cubren más y más kilómetros de terreno. Además las compañías desarrolladoras lanzan números al público, muestran orgullosos que el mapa de su nuevo juego es más grande que Arizona, más que Canadá o incluso más que Soria. Pero realmente… ¿es eso algo bueno? Quiero decir, ¿de qué te sirve un mapa enorme si luego está vacío y no te ofrece nada divertido que hacer? Pues por desgracia, esto es cada vez más común, más y más juegos salen al mercado ofreciendo mapas insultantemente grandes pero que están más vacíos que un ayuntamiento un lunes a las once de la mañana. Ya sabes, por lo del típico desayuno eterno de los funcionarios, y eso. Bueno, ya me entiendes. Olvida este absurdo chascarrillo que no viene a cuento. «Chistes de funcionarios en 2021, en qué estabas pensando, Pepino». Ya, ya lo sé. Sigamos con el artículo.

El caso es que Red Dead Redemption 2 es una de esas notables excepciones. El mapa es gigantesco, sí, pero es que además está bien detallado, bien realizado, ofrece miles de cosas que hacer y en definitiva está llenísimo de vida. Así sí, señores.  Lo voy a decir claro de una vez. Para mí, Red Dead Redemption 2 es mucho más que un videojuego, es una de las mayores obras ludonarrativas que he tenido el placer de disfrutar. Es uno de esos videojuegos que DEBEN ser jugados antes de morir. Es un juego hecho con mimo, con cariño y con plena atención al detalle, por puro amor al arte del videojuego. Espera, ¿he dicho «atención al detalle»? Quería decir más bien OBSESIÓN ENFERMIZA por el detalle. Y es de eso de lo que realmente quiero hablar hoy.

Creo firmemente que podemos afirmar con rotundidad que RDR2 es el juego más detallado que hemos visto nunca. Y además es largo y divertidísimo. Por ejemplo, es un gustazo zurrarles la badana a los malotes. La violencia siempre mola (cuando es virtual).

Por ejemplo, la vegetación está recreada a la perfección, te encontrarás todo tipo de animales de acuerdo al ecosistema en el que te encuentres (por ejemplo, ardillas, osos y ciervos en los bosques, cocodrilos, tortugas y ranas en los pantanos y águilas y lobos en las montañas) y además éstos se comportarán de forma adecuada a su naturaleza, de una manera totalmente natural. Más de una vez me ha pasado que estaba en mitad de un claro y de repente veo un zorro cazando un conejo, por ejemplo. O ver a un oso en una cascada acechando a las truchas y salmones despistados que tratan de subir río arriba. También es posible ver águilas volando en círculos y descender en picado a por una presa. O también es muy común ver a los buitres hacer aparición tras una masacre para darse un festín con los cadáveres. Las reacciones de los animales (y aquí hay que hacer una mención especial a los caballos) son de una naturalidad que asusta. 

Y no solo los animales, también las personas. Todos los NPCs del juego tienen sus rutinas y hacen sus trabajos. De hecho, incluso es posible ver como avanza la construcción de una casa, por ejemplo. Hay muchísimos, dándole vida a las ciudades e incluso a los caminos a través de los bosques o cabañas en el campo, y todos se comportan de manera lógica y realista. Y ojo, que estoy hablando de los NPCs que habitan el mundo, aquellos que harían las veces de «extras» si esto fuese una película. Si hablamos de los personajes principales y secundarios, tengo que decir que todos están perfectamente construidos, se sienten vivos, tienen una marcada personalidad, y te sentirás identificado con cualquiera de ellos. Dutch, John, Sadie, Javier, Abigail, Lenny, Hosea, Charles, Micah … te quedarás embobado viéndoles moverse y hablar, con sus excelentes líneas de diálogo, atendiendo a sus arcos argumentales y a su evolución dentro de la trama. Y por supuesto, estaría el gran Arthur Morgan a la cabeza, siendo posiblemente el mejor protagonista nunca habido en un videojuego. 

Sadie Adler es unos de los personajes más molones del juego, y es que es la puta ama. Éste es un ejemplo de cómo construir personajes femeninos en los videojuegos. Yo soy del #TeamSadie.

En el Red Dead Redemption original, el de 2010, Rockstar Games ya hizo un espléndido trabajo con el personaje de John Marston y todos los secundarios, pero es que aquí directamente ha hecho magia con semejante elenco de personajes. Además, en este segundo juego la interacción entre personajes es mayor y cobra mucha más importancia. Todos los miembros de la banda de Dutch Van Der Linde son una pieza esencial de un puzzle que encaja a la perfección cuando el objetivo es contarnos una espectacular historia de forajidos en el lejano oeste. 

Y como decía, mención especial merece el único, el incomparable, el genuino y el inimitable Arthur Morgan. Un personaje con una profundidad nunca antes vista, sentirás que tú eres él aunque no quieras. Se te encogerá el corazón cuando él lo pase mal, y te alegrarás de forma sincera con sus pequeños triunfos. Un hombre que, pese a ser un forajido que se dedica a atracar bancos y cosas peores, tiene un buen corazón e intenta, dentro de sus posibilidades, hacer siempre lo correcto, aunque la realidad que le rodea se lo impide constantemente. Su historia te hará creer en la lealtad, el honor y en la verdadera amistad como ninguna antes lo logró hacer. 

Tendrán que pasar muchos años hasta que la industria de los videojuegos vea nacer a un personaje tan bien construido como Arthur Morgan. Míralo, qué porte sujetando el arco. Si es que encima es más chulo que un ocho verde pistacho, el tío.

Y bueno, ya que hablamos de la historia, tengo que decir que es absolutamente maravillosa y te atrapa. Como decía al inicio de este post, hay mucha gente que dice que es un juego con un comienzo lento y aburrido. Yo no estoy para nada de acuerdo. Ya dije que este juego es para echarle tiempo y cuanto más mejor. Se disfruta no solo del destino, si no también del viaje en sí mismo. Si me permites el atrevimiento, lo explicaré por la vía gastronómica.

La historia de Red Dead Redemption 2 no es comida rápida del McDonald`s que se prepara a contrarreloj, la consumes en un santiamén y te vas cagando leches a hacer otra cosa. La historia de Red Dead Redemption 2 es un buen chuletón a la brasa en su punto, aderezado con tomillo, hecho con mimo por el mejor chef y acompañado con un buen vino. Mientras disfrutas, paladeas y te regocijas en cada bocado, vives la experiencia y deseas que ese chuletón no se acabe nunca. Y después rematas la faena con una copa de algún digestivo, un rico postre y un café portugués, para después reposar la comida tranquilamente fumando un buen habano en una larga sobremesa. Por cierto, aprovecho para mandar un saludo a mi amigo PressStartCook, que no sé por qué, me he acordado de él. Quizá sea por el símil gastronómico y él tiene un blog que mezcla cocina y videojuegos de una forma exquisita, y nunca mejor dicho. ¡No dejes de seguirle!

Volviendo a la trama de este videojuego, yo no creo que empiece lento. Yo considero que se toma su tiempo para introducirte a sus personajes, que son muchos y complejos. Se detiene a presentarte su mundo y sus reglas. Se toma su tiempo en mostrarte sus mecánicas. Toda buena historia se compone de planteamiento, nudo y desenlace, y RDR2 te muestra su planteamiento de una manera magistral, y es, a mi parecer, muy disfrutable igualmente.

El juego comienza siendo algo lento para lo que el jugador medio está acostumbrado, pero a mí me parece un inicio magistral y muy bien llevado. 

¿Y más adelante? Bueno, te aseguro que nudo y desenlace también hay (¡y vaya que si lo hay!), por eso no te preocupes. No te hablaré mucho más sobre esto para evitarte spoilers, pero sí te puedo decir que la historia tiene sentido, no adolece de fallos graves de guión (o al menos yo no los he detectado) y sobre todo no trata al jugador como un idiota. Es una historia adulta, real y cruda como la vida misma. Incluso es mejor que muchas películas de vaqueros, con eso te lo digo todo.

Aparte de los personajes, la trama, la flora y la fauna, hay otros detalles menores pero que igualmente insuflan vida al mundo de RDR2, como por ejemplo los efectos meteorológicos. Partimos de la base de que tienen el poder de afectar directamente a la jugabilidad. Por ejemplo, si te vas a las montañas verás cómo dejas huellas en la nieve, o si la nieve es mucha, apenas puedes andar por ella. Y si vas por la nieve con una camisa de manga corta te vas a pelar de frío y tu salud se resentirá, así que tendrás que ir preparado con abrigo, guantes, etcétera. Y lo mismo pasa con el calor, si te metes en terrenos del sur, que son húmedos y calurosos, necesitarás ir bien fresquito o si no lo vas a pasar mal. Si llueve a mares verás como Arthur se queda empapado y se mueve con algo más de dificultad, se sentirá más «pesado» (y además los NPCs correrán a resguardarse de la lluvia o sacarán sus paraguas si los tienen). 

Por eso, siempre tendrás que ir bien pertrechado. Este juego es realista hasta el punto de que no puedes llevar docenas de armas encima, que aparecen en tu mano mágicamente cuando las seleccionas, si no que siempre podrás llevar como máximo un par de pistolas en tus cartucheras y dos armas largas, ya sean fusiles, rifles o escopetas, a la espalda, que serán visibles en todo momento. El resto de tu arsenal tendrás que guardarlo en las alforjas de tu caballo. Y lo mismo pasa con las distintas mudas de ropa para las distintas situaciones que se te den a lo largo de tu aventura. Esto también pasa con las pieles de animales y piezas de caza que consigas, tendrás que montarlas en tu amigo equino, y tienes que tener en cuenta que éste tiene un límite.  

¡Y marchando más detalles a un nivel enfermizo! En los climas fríos, incluso podrás observar como los huevos de tu caballo (si es macho) se encogen. Sé que es difícil de creer, pero te juro que es real. ¿Te vas haciendo ya una idea del nivel de detalle de este juego?

¿Y por qué cuento esto? Porque  esto es lo que le da CREDIBILIDAD al mundo de Red Dead Redemption 2. El mundo se siente vivo y real, te anima a querer conocer más de él y te motiva a sentirte como un forajido de 1899. Cada personaje que te encuentres tiene su propia historia que contar, y muchas veces incluso hablar con alguien que a priori parece no tener ninguna importancia puede llevarte a disfrutar de una cadena de misiones, o de conseguir una jugosa recompensa. 

Hablar con todo el mundo cobra una especial importancia en Red Dead Redemption 2. Yo mismo, cada vez que paso por el campamento de la banda, me detengo a charlar con todos los compañeros, lo cual va influyendo en mi relación con ellos, e incluso en la relación de ellos con otros personajes secundarios. Dependiendo de cómo les hables o como te portes con ellos, tendrán una opinión de ti y te tendrán mayor o menor estima, hasta puede pasar que si les caes bien y confían en ti, te pidan favores personales, o si no te pueden ni ver casi que ni te dirijan la palabra. Incluso he llegado en varias ocasiones a ponerme a trabajar en el campamento, ya sea cortando leña, transportando sacos de pienso para los caballos o cubos de agua para la cocina… ¡simplemente porque me apetecía ayudar a mis compañeros! ¿Te das cuenta? Red Dead Redemption 2 es uno de esos juegos que te invitan a rolear tú solo, a montarte tus historias, y eso es posible gracias a todos los detalles que te cuento en esta entrada ( y los miles que me dejo en el tintero) y a este mundo tan bien recreado y tan bien hecho. De otra forma, jugaría a RDR2 como se juega a cualquier otro sandbox genérico. Vas de un punto del mapa a otro para realizar las misiones y ya está. No te paras a disfrutarlo ni te molestas en interpretarlo. 

Eso no ocurre aquí. Aun una vez pasado el juego al 100%, siempre encontrarás algo que hacer si te apetece seguir interpretando a Arthur, si te apetece ponerte en su piel y vivir sus aventuras, porque siempre encontrarás eventos aleatorios por el mapa que están muy pero que muy bien llevados. Ésto es una herencia directa del juego anterior de 2010, y me parece un acierto que aquí lo hayan mantenido e incluso mejorado, añadiendo más variedad a este tipo de eventos. ¡Y todo cuenta! Porque me ha pasado que por ejemplo en mitad de un bosque me he topado con un tipo atrapado en un cepo para osos y le he rescatado. Varios después, de paso por una aldea, me lo he encontrado y me ha invitado a algo, porque me recordaba y quería agradecerme lo que hice por él. ¿No es alucinante?

Incluso los personajes más secundarios y episódicos están bien realizados y tienen algo interesante que decir. Cada NPC es un mundo, y no pararás de sorprenderte de la profundidad de todos y cada uno de ellos. 

Y ojo cuidao, que todo esto te lo he contado sin hablarte de los gráficos. Cierto es que no es necesario un nivel gráfico espectacular para contar buenas historias ni para poblar de elementos y detalles un juego, pero ayuda bastante. Ya estás viendo las fotos que decoran este texto, todas reales y hechas por mí con el extraordinario modo foto que incluye este título. Y eso que no lo juego con las opciones gráficas al máximo del todo, imagínate en un bicharraco de PC de verdad. 

Pero es cierto, el nivel gráfico es apabullante y además está muy bien optimizado. Todo se ve muy bonito y se mueve con fluidez. Más de una vez me ha pasado ir por ahí y de repente detenerme solo para contemplar las vistas o para alucinar con el nivel de realismo del entorno.

Observa esta foto. Parece una fotografía real en blanco y negro, ¿verdad? PUES NO. Esto es un simple paisaje de Red Dead Redemption 2. ¿Cómo se te queda el cuerpo? 

A veces me encuentro con el problema de que no sé cómo terminar y dar el punto final a una entrada, pero nunca me costó tanto como ahora. Es que cada vez que intento darle un cierre al artículo me acuerdo de más detalles y más cosas que contar, y creo que ésa es la mejor prueba que puedo darte de que este juego es el epítome (qué bella palabra y qué poco se  usa) de un videojuego bien detallado. Poco más puedo decirte, no quiero que este post me quede más largo y kilométrico de lo que ya es. Si quieres comentar algún detalle o referencia más de Red Dead Redemption 2, pues puedes hacerlo aquí abajo, en la caja de comentarios, y estaré feliz de leerte y responderte. 

No sé si me habrá quedado un artículo lo suficientemente bueno como para que te guste, pero en fin, como el propio Arthur Morgan dice en una ocasión: «No podemos cambiar lo que está hecho, solo podemos seguir adelante»

SI TE HA GUSTADO... ¡COMPARTE!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

¡Suscríbete al blog y no te pierdas NADA!

6 respuestas

  1. Grandísimo artículo compañero de armas el que te has marcado, me gustaría también dejar parte de mi impronta al jugar a esta maravilla. Más que destacar el apartado gráfico que roza la perfección me gustaría hablar del tratamiento a la luz del que goza este juego. La trata con tanto realismo y naturalidad que es capaz de transportarte a los mundos que estás viendo, desde una luz cálida, sofocante y esquiva que te puedes encontrar en las zonas pantanosas que rodean a Saint Denis hasta una luz deslumbrante y gélida en las cumbres más altas. Cabe destacar también la luz nocturna y como el fuego es capaz de crear un ambiente maravilloso y funesto a la vez, incluso las condiciones meteorológicas afectan directamente a la luz con la que percibes el mundo.

    No quiero que parezca que solo el apartado gráfico es lo importante en este título, la evolución de los personajes es algo que te atrapa, llegas a vivir como propio los dilemas morales a los que se enfrentan el protagonista, ves como una mujer que ha visto cómo asesinar a su marido delante suya y ha sido rescatada por la banda, vive su luto y logra salir del mismo.

    Todo esto sin contar todo el mundo oculto que hay dentro del juego, asesinos en serie, impactos de meteoritos, dibujos extraños en paredes,… Todo esto merecería un capítulo aparte.

    1. Toda la razón. Quise hablar sobre los efectos de luz y de partículas, pero me pareció que el texto ya era demasiado largo. Y sí, hubo momentos en los que me quedé dudando un buen rato en si estaba haciendo lo correcto o no… Cada vez más me iba identificando con Arthur.

      ¡Gracias por comentar, compañero!

  2. Mira que el primer juego ya me pareció una verdadera maravilla y le tengo muchas ganas a esta segunda entrega (aún no lo he catado *^_^*). Pero tras leer esta pasada de post que te has currado, se que acabaré jugándolo sí o sí, ¡menuda maravilla!
    Especialmente me llama la atención cómo nos describes la gran importancia que tienen los NPCs, tanto «extras» como secundarios, así como la importancia de relacionarte con el mundo que te rodea y como influyes en el mismo con tus actos. Eso sumado a que una vez leí que el juego tiene casi medio millón de líneas de diálogo, casi me vuela la cabeza… ¡casi me vuela la cabeza! Está claro que este juego debe tener un aspecto narrativo BESTIAL al que tengo muchas ganas de conocer. Pero es que si encima tiene este estilo de detalle, que te anima a disfrutar del juego con tiempo y prestando atención a todo, vamos… a mi me ha conquistado de entrada.
    Felicidades por tan genial escrito, y te sigo leyendo 😀
    Por cierto… como me apetece un buen chuletón ahora mismo 😛

    1. Muchas gracias Tallopis. Si te gustó el primero (como a mí, que me parece otra genialidad) este te encantará. Y en efecto, su aspecto narrativo es muy fuerte, y el «lore» que hay en el juego lo inunda todo. Ya me contarás cuando lo juegues.

      Cuando vaya por Barcelona nos tendremos que pegar una comilona xD

  3. Toma ya!!! Menudo currazo de post que se ha llevado este juegazo. Y es que no es para menos pues ha sido de lo mejorcito de esta última generación, convirtiéndose en un referente tanto a nivel audiovisual , narrativo y por su jugabilidad. Amén de las millones de horas de juego que nos permiten disfrutar de cada una de las opciones que nos permite realizar el propio juego(que no son pocas).
    Muchísimas gracias por la mención, crack, nos ha hecho mucha ilusión recibir tan gratas palabras junto a esta enorme reseña.
    Nos seguimos leyendo, compañero!!
    Un abrazote.
    ¡Y compartida queda esta maravilla!

    1. Pues ya ves, podría haber hecho veinticinco posts hablando de las bondades de este título y aun así me dejaría detalles en el tintero. Este juego supuso un antes y un después para mí, y como tú dices, supone todo un referente.

      Sobre lo otro, tú sabes que yo solo recomiendo de lo bueno lo mejor, y de lo mejor lo superior. 😉

      ¡Un besote, y gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

empepinao86